EMASESA
ampliar
ampliar
ampliar
ampliar
ampliar
ampliar
ampliar
ampliar
ampliar
ampliar
ampliar
ampliar
ampliar
ampliar
ampliar
ampliar
ampliar

EDIFICIO VERDE, EDIFICIO SOSTENIBLE

Hemos diseñado un edificio administrativo emblemático que represente a la Empresa Municipal de Abastecimiento y Saneamiento de Aguas de Sevilla (EMASESA) teniendo en cuenta las nuevas tecnologías en las que la empresa está participando y por lo tanto proyectando un edificio sostenible.

Creamos un muro ciego de piedra que encierra el mundo interior del edificio. Y sobre este basamento pétreo gravita un edificio con una piel verde, un “cubo verde”. El muro de planta baja genera un espacio interior al cual se accede de manera indirectamente aprovechando esta entrada para colocar un control de acceso. Accedemos a un patio que nos sitúa ante la entrada del edificio y ante el Espacio Cultural Multiuso.

Tratamos el Espacio cultural multiuso como el elemento principal de la planta baja, se trata de un espacio diáfano con un sistema de cerramiento y tabiques móviles que permiten abrirnos al patio y ocupar de manera muy flexible dicho espacio. El patio se convierte así en una prolongación de este espacio y lo denominamos como “patio cultural multiuso”. En dicho patio se realizarán desde recepciones a exposiciones y al mismo tiempo nos prepara apara entrar en el edificio “administrativo”.

El resto del programa se agrupa en un edificio (planta baja + 5) que se eleva sobre el basamento y que funcionalmente se organiza como una planta libre con un núcleo de acceso central. Tenemos así un edificio un edificio funcional flexible a cambios de programa y futuros usos. El edificio en su perímetro se cierra por un vidrio y se envuelve por una piel vegetal. Entre el vidrio y la estructura vegetal se crea un espacio (accesible para limpieza y mantenimiento) que por corrientes de convección mantiene fresca la fachada.

La piel verde del edificio, como se ve en las secciones constructivas, se sustenta en una estructura metálica que se separa del edificio y que constituye un soporte y una trama donde se ubica la vegetación.

Se construyen cuatro plantas de sótano bajando así a niveles inferiores al freático. Aprovechamos el agua de filtración antes de verterla al alcantarillado para:

Placas fotovoltáicas. El solar tiene una orientación reticular norte-sur que nosotros potenciamos levantando el volumen en la parte norte para tener una cara del edificio en sur puro y ganar así superficie expuesta para generar energía mediante placas fotovoltáicas. Tenemos una superficie expuesta de 1932 m2. Las placas fotovoltáicas irán sobre las dos cubiertas aljibe, sobre la fachada y sobre el patio cultural multiuso.

La huella ecológica del edificio es el coste medioambiental que tiene la construcción del edificio en el proceso constructivo y en los materiales utilizados. Un nuevo reto para la arquitectura es el cierre de los ciclos materiales, intentando que el modelo productivo no sea lineal sino cíclico, definiendo un ciclo reciclaje – fabricación – reciclaje. Para la estructura del edificio utilizaremos acero, elementos prefabricados y vidrio. Los suelos serán pétreos y las carpinterías interiores de madera.

Tenemos que conseguir un edificio que controle los consumos de energía, agua y materiales.

© Felipe Palomino 2006aviso legal       contactoDiseño: El Sendero