Colegio en Prado del Rey (Cádiz)
ampliar
ampliar
ampliar
ampliar
ampliar
ampliar
ampliar
ampliar
ampliar
ampliar
ampliar

CENTRO DE ENSEÑANZA PRIMARIA DE 12 UNIDADES EN PRADO DEL REY

Un niño es un mundo, es infinito. Un mundo de sueños.

Cuando llegué y me asomé a ese lugar pensé que era imposible construir un colegio en esa pendiente. Luego decidimos hacer terrazas como única manera lógica de intervenir. Esas terrazas las agarra el colegio que se asoma al paisaje para mirar.

Creamos espacios para que los niños los llenaran con sus carreras y sus gritos, también con sus silencios. Y para que aprendieran de ellos, de las sensaciones que producen, de como el agua cuando llueve cae por el óculo del atrio de entrada, de  la luz que baña los espacios interiores, de cómo desde el interior del edificio se observa el paisaje.

Y hay rincones para que los niños se pierdan, se escondan, experimenten y no estén bajo los ojos de quienes los vigilan, los moldean, los socializan, los domestican y matan su creatividad y sus sueños.

Un niño es un mundo. Es infinito.

© Felipe Palomino 2006aviso legal       contactoDiseño: El Sendero